Saltear al contenido principal
Teatro

Teatro

¿A qué niño no le gusta vestirse y jugar un rol diferente? Las clases de teatro no son solamente divertidas sino también muy adecuadas para mejorar las habilidades sociales. No es casualidad que muchos métodos de educación social utilizan frecuentamente juegos teatrales. Los niños obtienen más confianza en sí mismos cuando participan en un juego de este tipo. Al abordar situaciones de diferentes roles, los niños aprenden a expresarse de formas distintas y aprenden a usar su voz y su cuerpo de diferentes maneras.

Las clases de teatro permiten que los niños empaticen con diferentes roles, y así aprenden a pensar desde otros puntos de vista. De este modo los niños aprenden a mostrar más comprensión por otras opiniones y personas. Además aprenden a colaborar, desarrollan personajes, improvisan, juegan con la imaginación, se enfrentan al desafío y aprenden a descubrir sus propios límites en un entorno seguro. Concretamente, los niños serán los encargados en todo momento, bajo la dirección del profesor, no sólo de interpretar sino también de construir los escenarios, elaborar los vestuarios y caracterizaciones adecuados para cada uno de los personajes de las pequeñas obras que se trabajen. De esta manera, el teatro abre a los niños las puertas a la creación, al cuento, a la imaginación, pero sobre todo a la diversión.

¿Para quién?

Primaria
Secundaria

Beneficios

Desarrollo de la imaginación de los niños.
Aumento de la confianza en si mismo.
Aprenden a utilizar su voz y cuerpo de diferentes maneras.
Aprenden a colaborar con otros niños.
Volver arriba

Al navegar por este sitio web aceptas el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visita nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies